Alimentación
¿Debo tener una dieta especial si tengo enfermedad crónica del hígado?
El paciente con enfermedad del hígado crónica que no tiene cirrosis requiere una dieta balanceada, con nutrientes suficientes y no existe limitante en los tipos de alimentos que coma. Sin embargo las personas con enfermedad hepática que ya se encuentran en fase de cirrosis tienen unas recomendaciones en la alimentación dependiendo de 2 situaciones:

a) El paciente con cirrosis hepática compensada, es decir que aunque tenga cirrosis no existen complicaciones y se encuentra estable la función del hígado.
b) El paciente con cirrosis hepática descompensada, es decir que presenta complicaciones y un desbalance de la función del hígado como son encefalopatía hepática, ascitis o infecciones.

En el paciente con cirrosis hepática la dieta debe ser normal, balanceada donde calculamos 40-50 kcalorias por kg de peso (ejemplo en un paciente con 70 kg debe tener una dieta entre 2800-3500 calorías al día).

En la cirrosis descompensada con presencia de encefalopatía solo el aporte de proteínas se debe modificar carbohidratos y grasas no debe modificarse.
¿ Debo no comer proteínas porque tengo cirrosis hepática?
Contrario a lo que pensábamos los médicos antes, la dieta baja en proteínas SOLO debe limitarse a los pacientes que cursan con encefalopatía hepática, siempre y cuando sea acompañado de tratamiento médico de la encefalopatía. De manera que aunque la dieta requiere menor aporte de proteína de origen animal , se puedan dar la mayor cantidad de proteína que el paciente tolere. La restricción de proteínas se calcula entre 0.8 a 1 gramo por kg de peso (ejemplo en un paciente de 70kg sería de 56-70 gr proteínas al día).
¿ Debo de tomar menos sal?
La restricción en la dieta de la sal se indica cuando hay ascitis (liquido en el abdomen) y edema (hinchazón de la piernas). No debe quitarse por completo todo el aporte de sal, sino que debe tomarse un total de 2gr de sal al día. Debe evitarse cocinar con saborizantes, así como se debe evitar comer alimentos enlatados o preparados ay que habitualmente contienen grandes cantidades de sal. No deben usarse sustitutos de sal , ya que contienen potasio y pueden causar trastornos cardiacos o trastornos como debilidad muscular, hormigueo así como nausea y vómito.

Pueden usarse especies para condimentar los alimentos.

La cantidad de agua no se modifica cuando hay retención de agua en un paciente con cirrosis ya que el mecanismo de la retención de agua no depende de la cantidad de agua que se toma sino de la cantidad de sal. Solo se debe restringir el agua por indicación del médico.
¿Debo tomar suplementos de vitaminas?
Los suplementos vitamínicos deben estar indicados por el médico. Son necesarios especialmente en le cirrosis hepática por alcohol y en algunas condiciones de cirrosis de origen biliar, porque hay una deficiencia específica de algunas vitaminas y de calcio.
¿ Tengo que dejar el alcohol?
Si, el alcohol es un tóxico para el hígado. Beber de forma moderada se ha visto que pudiera ser benéfico para la salud como en la prevención de enfermedades cardiacas, sin embargo una personas con enfermedad hepática No debe beber alcohol. Beber alcohol empeorará la enfermedad , hará que avance más rápido el daño al hígado y puede desencadenar complicaciones como retención de liquido, encefalopatía o sangrado de várices esofágicas.
 
Descarga nuestra app del
Descarga aquí la App

 

Contacta un Especialista

¿Quieres contactar a un especialista?
Envíanos tus datos

llenar formulario