Hepatitis B
¿Qué es la hepatitis B?

Es la enfermedad infecciosa e inflamatoria del hígado provocada por el Virus de la Hepatitis B (VHB), que puede provocar deterioro en su funcionamiento. Una vez desarrollada, y sin tratamiento, puede concluir en una cirrosis hepática, cáncer hepático y finalmente la muerte.

No se habla frecuentemente de la Hepatitis B, sin embargo se estima que en México el número de pacientes supera los 250,000.

¿Cómo se transmite?
La forma de transmisión más común es la vía sexual ya que el virus de la hepatitis B es 100 veces más contagioso por esta vía que el VIH. Otras vías posibles de contagio son la materno-fetal, exposición de heridas o mucosas con fluidos de individuos infectados. El virus de la hepatitis B es muy contagioso y es capaz de continuar "vivo" hasta por siete días fuera del organismo, por lo tanto también es posible su transmisión por intercambio de cortaúñas, cepillos de dientes, cepillos para el cabello o rastrillos
¿Cuáles son los síntomas más comunes?
La mayor parte de los pacientes no presentan síntomas, por lo que corren el riesgo de transmitir la infección sin saberlo. En algunos casos se presentan:

• Debilidad y fatiga fácil
• Falta de apetito
• Dolores de huesos y musculares

En casos avanzados pueden presentar coloración amarilla de la piel.

¿Cómo se diagnostica?
Se pueden dividir los escenarios clínicos en casos:

Hepatitis aguda por virus B: En el 90% de los casos la enfermedad es transitoria y experimenta una recuperación espontánea. Los pacientes presentan coloración amarilla en la piel, una gran fatiga, pérdida de apetito, nausea y en algunos casos también fiebre. Entre el 80% y el 85% de las personas a las que les afecta este tipo de infección pasa totalmente inadvertida, aunque si ataca al hígado pero sin concececuencias a largo plazo.

Hepatitis fulminante por virus B: Estos casos son poco frecuentes. El paciente entra en coma hepático, presenta hemorragia en piel o mucosas y puede presentar hipoglucemia (concentración de glucosa en la sangre). La mortalidad es alta y puede ser requerido un trasplante hepático.

Hepatitis crónica por virus B: El 10% de los pacientes evolucionan hacia una hepatitis B crónica. La mayoría de las infecciones crónicas se contraen durante la infancia. Son estos pacientes los que pueden desarrollar cirrosis hepática o cáncer de hígado.

Los estudios requeridos para determinar si un paciente posee o no la infección se conocen con el nombre de panel viral para hepatitis B y carga viral. Los grupos de riesgo son:
• Individuos nacidos en áreas de prevalencia alta o intermedia incluyendo inmigrantes que adopten niños.
  - Asia: todos los países.
  - América: Guatemala y Honduras.
•Personas no vacunadas.
•Contactos sexuales de pacientes con hepatitis B.
•Personas que hayan usado o usen drogas Intravenosas, tatuajes, perforaciones corporales o acupuntura.
•Personas con múltiples parejas sexuales o con historia de Enfermedades de Transmisión Sexual
•Hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.
•Pacientes en estudio por transaminasemia.
•Pacientes en hemodiálisis.
•Todas las mujeres embarazadas.
•Pacientes que vayan a ser sometidas a terapias inmunosupresoras.
•Pacientes con VIH o hepatitis crónica por virus C.
•Personal de instituciones penitenciarias, orfanatos o enfermos mentales.

Es importante mencionar que esta enfermedad puede prevenirse por medio de vacunación y que se encuentra disponible en nuestro medio y desde 1999 forma parte del esquema de vacunación infantil.

¿Cómo se trata?
Existen en nuestro medio varias opciones de tratamiento y son las siguientes: interferón estándar, interferón pegilado, entecavir y tenofovir. La decisión del fármaco así como la duración del tratamiento deberán de ser evaluadas por el médico responsable de cada paciente.
 
Descarga nuestra app del
Descarga aquí la App

 

Contacta un Especialista

¿Quieres contactar a un especialista?
Envíanos tus datos

llenar formulario